Recetas para hacer en menos de 10 minutos

El mundo laboral y académico en el que estamos inmersos en la actualidad, a menudo no nos permite tener tiempo para realizar todas las tareas que tenemos pendientes. Una de ellas, y tal vez la más importante de todas, es comer.

Pero, más que todo, preparar los alimentos. Bien por falta de tiempo o por indisponibilidad, necesitamos tener una comida rápida, pero también saludable (que a veces cuesta).

Por eso hemos decidido hacer un recopilatorio con algunas recetas fáciles para hacer en menos de 10 minutos. Para que no llegues tarde al trabajo, y para que no te pierdas esa importante charla en la universidad.

Yogurt con cereal

Ideal para los desayunos. No importa qué edad tengas o cuál sea tu situación. De seguro ambos ingredientes no te afectarán.

La preparación es rápida, ya que ni siquiera tendrás que preparar algo. El Yogurt lo puedes comprar en un supermercado, siempre y cuando no contenga mucho azúcar. En todo caso, lo mejor es optar por la versión casera, o un yogurt orgánico.

Para el cereal, puedes preferir los que no tienen azúcares, o bien, sustituirlo por frutos secos como la granola.

Emparedado saludable

Ideal para las cenas. Ha acabado el día, y lo mejor que podemos hacer es tomar una ducha, y posteriormente una siesta. De hecho, muchas personas lo hacen sin detenerse a cenar, precisamente porque el tiempo es mucho para poca energía restante en el tanque de combustible personal.

Es allí donde un emparedado, con panes integrales, jamón de pierna, lechuga, albahaca y tomate, puede hacer la diferencia.

La preparación es sencilla y no es necesario encender la cocina, a menos que desees tostar un poco el pan, una vez lo hayas armado.

Sofrito de arroz con atún

Un almuerzo exprés. Somos la generación que tiene tan poco tiempo, que abrimos la puerta de nuestro piso, soltamos en el sofá todo lo que cargamos a cuestas, encendemos la cocina, y preparamos lo primero que se nos ocurra, de acuerdo a lo que haya en el refrigerador. La idea es perder el menor tiempo posible, comer, retocarse, y devolverse a los compromisos.

Por eso, un sofrito de arroz con atún puede ser perfecto. Necesitarás los ingredientes habituales para hacer un arroz, y una lata de atún. Quizás un poco de margarina.

Realizarás el arroz al dente (proporciones 1 taza de arroz, 1 taza de agua). Cuando esté seco, lo pasarás a una sartén, y agregarás el atún. Sofríes con margarina.

¡Hora de comer!